Venta de muebles de cocina y baño en Madrid
Llámenos: 91 355 02 02

Ladrillo caravista para cocinas, la tendencia que nunca pasa de moda

Escrito por: In: Cocinas 19 Nov 2020 Comentarios: 0 Etiquetas: ,

Hay tendencias que en decoración son efímeras, pero hay muchas otras que permanecen inalterables a lo largo de los años y que saben adaptarse a la perfección a los gustos y necesidades cambiantes de cada momento. Una de esas tendencias que ha conseguido mantenerse es la del uso del ladrillo caravista en decoración, incluso en estancias aparentemente tan poco aptas como son las cocinas.

Si hay algo que tiene el ladrillo caravista es que se trata de un material muy versátil, que combina bien en todos los estilos decorativos. No solo eso, sino que su resistencia lo hace ideal para estancias sometidas a un uso intensivo, como es el caso de las cocinas. Tan solo necesita un buen tratamiento impermeabilizante para evitar manchas o resistir mejor la humedad.

El encanto del ladrillo visto

Es cierto que el ladrillo caravista no es tan común en cocinas como en otras habitaciones de la casa. Sin embargo, el gran juego que ofrece en decoración permite conseguir ambientes tan únicos como maravillosos. Con él es muy sencillo transformar la cocina en una de las estancias más vistosas y cálidas de nuestro hogar.

Una pared de ladrillo caravista en su color original es ideal para marcar la diferencia de la zona de comedor de la de la cocina, pero incluso se puede forrar con él el frontal del área de trabajo sin mayores problemas. Esa tonalidad ocre natural, por otra parte, combina perfectamente tanto en cocinas de aires industriales con muebles oscuros como en esas otras de estilo nórdico y muebles blancos.

Pero si el ladrillo caravista tiene una enorme ventaja frente a otros materiales, como decíamos, es que se adapta a todos los estilos decorativos. Pintado en blanco es perfecto para cocinas de aires provenzales o rústicos, pero también para aquellas otras de estilos más eclécticos, boho o shabby chic. El contraste con un mobiliario de color resulta siempre espectacular.

Y no tiene que ser necesariamente una pared entera. La vistosidad del ladrillo caravista es tal, que en cocinas más pequeñas o, al contrario, más grandes, forrar simplemente una columna o hacer una isla de cocina con este material puede ofrecer resultados sorprendentes.

Mil y una ventajas

¿Qué mas ventajas ofrece el ladrillo caravista en cocinas? Por ejemplo, que se puede mezclar con prácticamente cualquier material. Lo más habitual es pensar en la madera, tanto para muebles como para suelos. Sin embargo, también combina a la perfección con piedra en las encimeras, con todo tipo de pintura en las paredes, con acero en estanterías o electrodomésticos o con materiales tan innovadores como el microcemento.

Y otra ventaja que nunca hay que perder de vista. El ladrillo caravista nos permite renovar todo tipo de cocinas por muy poco. Basta revestir una sola pared y dar algún que otro toque de estilo para conseguir estancias renovadas y con una elegancia y un estilo indiscutibles.

Es importante, eso sí, tener en cuenta que el ladrillo caravista, por su textura, tiene un gran peso visual, por lo que es fundamental combinar bien los colores y los espacios para evitar perder en luminosidad o en sensación de amplitud. Salvando este pequeño inconveniente, el ladrillo visto se puede emplear sin ningún tipo de límite.

Tal vez por esa versatilidad y todas esas ventajas añadidas, el ladrillo caravista resulta siempre muy actual y no pasa de moda, a pesar de que los gustos y tendencias decorativas evolucionan. Es un material tradicional, cierto, pero también es un material camaleónico, resistente y muy vistoso capaz de hacer de las cocinas estancias cálidas, acogedoras y únicas sin que por ello vean alterada su funcionalidad.

 

Dejar un comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas relacionadas