Paredes de ladrillos en reformas, la tendencia que nunca pasa de moda

Apúntate a la tendencia de las paredes de ladrillos y dale un toque especial a tu casa. Apuesta a lo retro con este estilo fenomenal.
5/5 - (13 votos)

Lograr tener una casa propia es uno de los sueños de muchas personas, pero poder reformarla y decorarla a gusto es el complemento perfecto. Una de las tendencias que siempre se mantiene vigente es construir paredes de ladrillos visibles. Es un estilo algo rustico (o vintage para algunos), pero que sin duda proporciona un elemento llamativo a cualquier vivienda.

Las paredes de ladrillos visibles hacen referencia a esas estructuras a las que no se les coloca ningún tipo de revestimiento, como cemento o yeso. Por el contrario, el ladrillo en estas paredes queda totalmente expuesto. De modo que, hacer reformas en casa, incluyendo esta tendencia, la convertirá en un sitio más chic. A continuación, verás qué puedes hacer si decides reformar tu casa o una parte de ella.

Crea un espacio distinto para salir de la rutina

Tal y como le ocurre a mucha gente con su propia apariencia, querer cambiar la imagen de su casa es una inquietud que tarde o temprano llegará. Comentarios como quiero ver mi casa diferenteoya no sé qué color usar, quiero algo distintose hacen recurrentes en quienes desean una reforma. Las paredes de ladrillos pueden ser la solución, pues, brindarán un cambio positivo a tu casa.

Y si, además de convertir una pared normal a una de ladrillos juegas con la iluminación y decoración, estarías creando un entorno ideal. Solo debes escoger una pared que sea muy visible o que esté en el lugar más acogedor de tu casa y listo. De seguro será tu próximo espacio favorito en el que querrás recibir a amigos o tu familia y pasar el rato. Lo importante es que quedes satisfecho y orgulloso del cambio.

Una pizca de estilo “retro” en casa

Los fanáticos de las épocas de oro del siglo XX son los primeros en quedar encantados con las paredes de ladrillos. Si alguna vez viajaste a Estados Unidos sabrás que gran parte de su arquitectura se basa en edificios de ladrillos color naranja o gris. Es posible llevar ese estilo a tu casa, sin necesidad de tener todas las paredes de ladrillos. Con solo una pequeña o gran pared de ladrillos bastará.

Si decides crear un corredor o pasillo con paredes de ladrillos a su alrededor, la decoración será imprescindible. Algunas lámparas o cuadros le pondrán el toque necesario para que te sientas como en una auténtica calle de NY o Chicago. Todo dependerá del estilo que realmente quieras plasmar en tu piso y lo que quieras transmitir. Recuerda apoyarte en lo que los expertos puedan recomendarte.

¿Ya tienes una pared de ladrillo vieja? Refórmala

Quizás compraste una casa o la heredaste de algún familiar y ya tenía una pared hecha con ladrillos visibles. Si quieres darle vida a esa vieja estructura para que sea el nuevo punto llamativo, entonces hacer una reforma es la solución. A veces quieres plantearte una reforma como un proyecto personal, pero si nunca lo has hecho, lo mejor será dejárselo a los profesionales en la materia.

Un equipo de verdaderos expertos estará calificado para reformar cualquier pared de ladrillos que ya tengas. Entonces, si le quieres dar un toque atemporal a tu pared para poder decorarla con cuadros o fotografías modernas, no dudes en contactarlos. No importa cuanto tiempo tenga de construida, con una buena reforma podrás mejorarla, o cualquier zona de tu casa, siempre con la opinión de expertos.

¿Qué colores usar?

No podemos recomendarte un color en particular, porque su elección es un asunto personal y dependerá mucho de la decoración existente. Lo que sí podemos mencionar son los colores disponibles en el mercado. Existen ladrillos color rojo, marrón, grises y blancos. Cualquier color que elijas debe ir en armonía con el resto, por ejemplo, combinarlo con los muebles o colores del resto de paredes.

Los ladrillos blancos pueden tornarse algo minimalista; son una elección apropiada para quienes quieren un toque especial a su casa, pero sin llamar demasiado la atención. Los ladrillos rojos son los clásicos, y aunque los hay de diferentes tonalidades, debes saber que sí o sí darán mucho de qué hablar. Los de color gris suelen ser más sobrios, pero con un carácter que querrás tener en casa si eres un tanto conservador.

Atención al cliente
Llamar
Abrir chat