Qué tener en cuenta al elegir la mampara del baño

Valora este post

Si quieres conseguir el mejor aliado para espacios sanitarios como la ducha, es preciso que conozcas cómo elegir la mampara ideal; remodelar el baño hoy en día, es una tarea sencilla si se cuentan con las mejores alternativas, lográndolo de forma rápida y práctica. Por estos motivos, traemos para ti los mejores consejos para que consigas ese toque tan sofisticado, por medio de estos elementos imprescindibles en el hogar.

Asimismo, queremos que sepas que contar con una mampara de excelente calidad, también garantizará la máxima durabilidad y funcionalidad. Es por eso, que te recomendamos acudir a los expertos, para que estudien las posibilidades de tu vivienda, en pro de brindarte equipos de primera; adaptados perfectamente a tus requerimientos, así como al espacio particular del baño y de la ducha.

Consejos a tener en cuenta al elegir la mampara del baño

Antes de que tomes esta decisión tan relevante para acondicionar el espacio de la ducha, debes conocer estos prácticos consejos; recuerda que estos elementos formarán parte de tu baño durante mucho tiempo, así que conviene acertar con la mampara adecuada. Dado que existen diversas opciones disponibles en el mercado, es preciso que te tomes tu tiempo, garantizando que tu inversión monetaria valga completamente la pena.

Diseño funcional

Este es uno de los factores más importantes al momento de adquirir una nueva mampara para instalar en el espacio de la ducha; existen toda clase de modelos bonitos y originales que se corresponden perfectamente con la calidad, incluyendo la serigrafía en sus diseños. Sin embargo, no debes dejar de lado estos aspectos, ya que lo ideal es conseguir un modelo único, pero que sea totalmente funcional.

Fácil limpieza

Además de buscar un diseño de mampara que sea totalmente funcional para tu ducha, también es de gran valor decantarse por modelos de limpieza sencilla. Esto se debe a que existen mamparas que suelen recubrirse con manchas de cal, muy poco estéticas y difíciles de erradicar. Por lo cual, recomendamos seleccionar materiales idóneos para evitar este tipo de problemas, de forma que la higiene siempre esté presente en el baño.

Máxima resistencia

Con este punto, nos referimos a la durabilidad que pueda conferir la mampara a nuestra ducha, la cual debe ser la más óptima. Asimismo, para evitar que se susciten grietas o golpes, lo más conveniente es que optes por modelos de alta calidad, –independientemente de su coste–. Debido a que esta es la única manera de cerciorarte de que la mampara de tu baño perdurará con el paso del tiempo.

Vidrios seguros

Para nadie es un secreto que en el espacio de baño, podrían presentarse golpes o roturas respecto a los vidrios de la mampara. De modo que te recomendamos seleccionar modelos cuyos vidrios sean termo endurecidos o de cristal, para evitar que se agrieten o rompan en mil pedazos; esto en caso de que se presente algún percance, que incluso podría arriesgar la integridad de la persona en la ducha.

Materiales acordes

Como mencionamos anteriormente, la mampara más segura consiste en aquella que viene con vidrios especializados para evitar roturas y golpes. Sin embargo, también puedes apelar por materiales como el plástico en el caso de vivir con muchos niños,para garantizar la mayor durabilidad; esta también es una excelente opción que te otorgará longevidad en el espacio del baño y que hará que la ducha sea más segura.

Protección anti-corrosiva

Con el paso del tiempo, los materiales de la mampara podrían llegar a oxidarse debido a la constante humedad que se genera en la ducha. De modo que la mejor forma de prevenir esto, es adquiriendo materiales que cuenten con protección especial anti-corrosiva para el baño; solo así obtendrás una mampara de calidad que perdure por largos años, cuyo ciclo de vida útil sea el más propicio. 

Impermeabilidad

Para seleccionar la mampara ideal para el espacio del baño y la ducha, es preciso que te fijes en modelos que ofrezcan buena impermeabilidad; asegúrate de que el agua no se salga y genere mayores molestias a largo plazo –evitando tener que limpiar a cada rato–. Es por ello que no debes pasar por alto este punto, para que tu inversión monetaria valga la pena y no tengas que reemplazarla posteriormente.

Atención al cliente
Llamar