Venta de muebles de cocina y baño en Madrid
Llámenos: 91 355 02 02

10 beneficios de la tarima flotante

Escrito por: In: Interiorismo 30 Nov 2018 Comentarios: 0 Etiquetas:

Los suelos suelen ser una de las partes de la casas en la que menos se piensa a la hora de decorar. Sin embargo, elegir un tipo de suelo u otro tiene consecuencias no sólo para la decoración y el aspecto estético de la casa, sino también sobre la habitabilidad, sobre la comodidad y, también, sobre el impacto energético.

La tarima flotante es uno de los tipos de suelos más populares de todos. Es un tipo de suelo derivado del parquet que es mucho más barato y que no tiene por qué ser en absoluto peor ya que existen diferentes tipos de tarima flotante. En este artículo haremos un repaso a las 10 principales ventajas de contar con tarima flotante en nuestra casa.

Las principales ventajas de la tarima flotante

  1. Precio: Las tarimas flotantes presentan una de las mejores relaciones calidad-precio de todo el mercado. Tienen prestaciones muy semejantes a las del parquet tradicional pero un coste bastante menor, lo que la hace una buena elección si queremos tener un producto barato sin renunciar a la calidad.
  2. Varios tipos: Existen varios tipos de tarimas flotantes que se adaptan a las necesidades de cada casa. Más oscuros, más claros… los suelos de tarima flotante presentan cantidad de variedades y se adaptan a cualquier estilo.
  3. Suelo radiante: Cuando se dispone de una tarima flotante, una de las cosas más fáciles de combinar con ella es un suelo radiante. Este tipo de suelos evita el tener que instalar radiadores poco estéticos por toda la casa.
  4. Menos moho: Una ventaja de las tarimas flotantes es que, por las características de este tipo de suelo, el moho y las bacterias se acumula muchísimo menos que en su contrapartida clásica: el parquet.
  5. Rápida de instalar: La facilidad y la rapidez de instalación son dos de las mayores ventajas que tiene la tarima flotante. Su instalación puede ser hecha incluso por no profesionales y, en todo caso, es más rápida y barata que otras.
  6. En cualquier pavimento: La tarima flotante es únicamente la última capa del suelo; por lo que puede instalarse sobre prácticamente cualquier pavimento o superficie. La flexibilidad es así total.
  7. Fácil de reparar: Una de las ventajas que tiene la tarima flotante es la facilidad de la reparación. Del mismo modo que su instalación es fácil y barata, también lo es arreglarla cuando está estropeada por cualquier razón.
  8. Fácil de mantener: La tarima flotante es uno de los suelos más fáciles de mantener. Al no ser madera, el deterioro es mucho menor y los productos que se pueden usar muchísimo más variados.
  9. Diseño: El diseño otra gran ventaja de este tipo de suelo. Existen tarimas flotantes en infinidad de colores y acabados; desde los más rústicos a los más modernos.
  10. Apto a la humedad: Por último, otra gran ventaja de este tipo de suelo es su gran resistencia a la humedad.

Dejar un comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas relacionadas