5 claves en la reforma de tu cocina

Santos ELEA
4.5/5 - (8 votos)

Si te has mudado a una vivienda antigua, o simplemente quieres darle un toque diferente a la que ya tienes, una reforma de cocina podría ser útil. Podrías cambiar las encimeras y el suelo por unos más resistentes y modernos, o hacer algo con la iluminación deficiente. Otra opción podría ser incluir un lavavajillas para hacerte la vida más sencilla.

¿Es la primera vez que realizarás una reforma de cocina? Te adelantamos que es un trabajo arduo y hay mucho que considerar, pero descuida pues has llegado al lugar indicado. Si quieres definir lo que quieres antes de acudir a un interiorista, en Arty Cocinas & Obras te ayudamos a hacerlo. A continuación, te explicamos 5 aspectos que no debes pasar por alto en este proceso.

Escoge un buen fregadero

Aunque a casi nadie le gusta fregar los platos después de cocinar y comer, es un mal necesario. Lo bueno es que la experiencia no tiene por qué ser tan traumática; mientras más ameno y cómodo hagamos el espacio de trabajo, más fácil será y quizás, hasta terminemos disfrutando la experiencia. Por ello, este espacio es uno de los que merece más atención en una reforma de cocina.

Otro aspecto positivo es que existe una amplia variedad de modelos de fregadero en el mercado. Lo importante es tener claro qué es lo que amerita tu cocina ideal y buscar el que más se ajuste a esas necesidades. Por ejemplo, algunas opciones relativamente novedosas y atractivas son los grifos táctiles, para evitar esparcir residuos. Y, por supuesto, nunca puede faltar un escurridor.

Coloca encimeras resistentes

Si hay algo que importa dentro de una reforma de cocina es la calidad de las encimeras. Y no es para menos considerando que estas constituyen los espacios más usados dentro de ella. Sobre ellas colocamos ollas calientes, tablas para picar hortalizas, las bolsas con las compras, cuchillos, etc. En pocas palabras, colocamos un sinfín de utensilios de cocina que pueden dañarlas.

Por esta razón, una recomendación de oro para una reforma de cocina es colocar encimeras de alta calidad. Estas no solo deberían ser suficientemente rígidas, sino también resistentes a las altas temperaturas y a la humedad, dos factores muy presentes en las cocinas. Algunas opciones son granito, mármol así como otras piedras de origen natural; otros pueden optar por materiales sintéticos o madera.

Toma en cuenta la iluminación

Todos hablan de la importancia de un buen fregadero, de encimeras y de una cocina elegante. Pero, ¿cuántos se preocupan por la iluminación en este espacio? Pocos, aunque es uno de los aspectos que no debemos pasar por alto en una reforma de cocina. Una buena iluminación puede evitar accidentes, favorecer la salud ocular e incluso hacer la hora de cocinar más llevadera.

La iluminación por capas es una excelente opción para una reforma de cocina por varias razones. Entre ellas, el hecho innegable de que proporciona armonía y elegancia al lugar, favoreciendo mucho el aspecto estético. Luego tenemos lo más importante: lo funcional. Y, en efecto, este tipo de iluminación cumple perfectamente con el objetivo de aportar claridad y cuidar la vista de los visitantes.

Sin embargo, otras personas prefieren aprovechar la iluminación natural y juegan con la ubicación de las ventanas. Lavar los trastes definitivamente puede resultar más divertido y relajante con una vista al jardín, y a muchos les encanta esta idea. Otros simplemente las incluyen para aportar mayor calidez al lugar. Y, a pesar de sus diferencias, también se pueden combinar ambos estilos.

No olvides la campana extractora

Si eres sensible a los olores, probablemente te hayas preguntado ya cuándo tocaríamos el tema de la campana extractora. Y es que, aunque poco se habla de ella, los beneficios que aporta a una vivienda son interesantes. No solo extrae todo el humo que generamos al cocinar, sino que evita que este se disipe en otras partes de la casa impregnando muebles y cortinas.

Un suelo adecuado podría hacer más fácil tu día a día

Por último y no menos importante, el suelo es algo que no debes olvidar jamás en una reforma de cocina. Como ya hemos enfatizado a lo largo del artículo, la cocina es un lugar muy propenso a ensuciarse y su suelo no es la excepción. Por lo tanto, se recomienda escogerlo usando criterios similares a los expuestos para la selección de las encimeras.

En general, es conveniente que el suelo de la cocina sea impermeable y resistente. Sin embargo, aunque algunos materiales nos ofrezcan estos beneficios, no siempre serán fáciles de limpiar. Así que una reforma de cocina debe contemplar baldosas acordes con el estilo general del espacio, pero también los aspectos funcionales. De este modo, podrás disfrutar de una cocina en buen estado por largo tiempo.

Atención al cliente
Llamar