Cocinas en forma de L: una distribución espaciosa

cocina en L
Valora este post

Estás reformando la cocina de tus sueños, pero te das cuenta de algo fatal: no cuentas con el espacio suficiente. Es entonces cuando empiezas a pensar en la distribución. En este artículo te mostramos una cocina en forma de L, un tipo de distribución que ahorra espacio y tiempo.

Si planeas reformar la cocina de tu casa, entonces necesitas un servicio especializado en reformas de interiorismo. Esta distribución requiere un poco de planificación, en especial cuando se trata de una reforma bastante profunda. A continuación, conoce las bondades que este tipo de distribución te puede ofrecer.

¿Planeas tener una cocina en forma de L en tu casa?

Una de las configuraciones de cocina más económicas, con un estilo funcional para el día a día en tu cocina es la distribución en forma de L. Para las personas que aman cocinar y necesitan un espacio de trabajo amplio, esta forma resulta perfecta. Los cajones, además, se pueden acomodar a lo largo de toda la mesa, dando como resultado un ahorro de espacio en almacenamiento de utensilios.

Muchas veces contamos con el espacio necesario, pero con una distribución equivocada. Las cocinas con esquina ofrecen una gran cantidad de ventajas, que exploramos en el siguiente punto. Sigue leyendo y entérate de todas las bondades que puede ofrecer esta distribución en tu día a día.

Ventajas de las cocinas en L

Diseño adaptable

Esta distribución tiene un diseño adaptable. Esto quiere decir que no importa el tipo de espacio con el que cuentes, esta distribución se adapta a cualquier tipo de requerimiento. Es tan universal, que incluso se puede construir una cocina en L para separar la cocina del salón.

Distribución eficiente para cocinas con poco espacio

Si cuentas con poco espacio, una distribución con esquina es perfecta para ti. Aunque las cocinas amplias siempre son excelentes, cuando no se cuenta con esta opción, surge esta como una solución espaciosa. No importa la superficie con la que cuentes, de ahora en adelante, podrás aprovechar el espacio al máximo.

Separación entre fregadero y cocina

Esta es la mejor ventaja de todas. Al contar con una nueva cocina espaciosa, tienes la posibilidad de tener mesa vacía que puede servir para cortar alimentos, preparar masas o cualquier otra cosa que quieras. Además, el fregadero y la cocina no necesitan estar cerca de ahora en adelante.

Movimiento rápido entre áreas de trabajo

Preparar una comida de forma cómoda es una de las mejores sensaciones del mundo. Una cocina con esquina ahorra mucho espacio y te da una capacidad de movimiento sin igual. Ahora cuentas con una cocina espaciosa, cómoda y en la que puedes moverte hacia donde sea sin necesidad de tropezarte con nada.

Posibilidad de ampliación a una península o isla

La personalización es algo importante en todos los tipos de distribución. Si piensas que no cuentas con las mesas de trabajo suficientes y, además, tienes el espacio necesario, la cocina en L puede ampliarse a su mejor versión, que tiene una península o una isla, que puede funcionar como cocina u horno.

Todo con las cocinas en L son ventajas. Sin embargo, hay algo que debes considerar antes de reformar tu cocina y obtener esta solución espaciosa. A continuación, te contamos.

Consideraciones antes de reformar una cocina en L

Si bien no representa un problema, antes de construir una cocina en L, debes tener en cuenta algo, y es tu espacio. Si bien, esta es la distribución que mejor aprovecha la superficie disponible, no hará milagros en tu cocina.

Esto significa que las ampliaciones que hemos mencionado no estarán disponibles, siempre y cuando cuentes con el espacio insuficiente. No podrás contar con una cocina adicional, y tampoco con una península, si las dimensiones no te lo permiten.

La funcionalidad de la esquina en esta distribución es el punto más criticado por los amantes de la gastronomía. Sin embargo, se trata de un espacio adicional con el que no cuentan otras distribuciones. Los inconvenientes generados por las piezas estáticas, como lo son la cafetera, el microondas o cualquier tipo de electrodoméstico que necesites en un solo lugar, son resueltos por esta esquina.

De esta forma, ahorras mucho espacio, aprovechándote de una característica que no está disponible en otro tipo de distribución. Sin lugar a dudas, la cocina en L es algo que debes intentar en tu próxima reforma, habiendo aclarado todas las ventajas y, sobre todo, las cosas que debes considerar antes de construir una. Esperamos haberte ayudado.

Atención al cliente
Llamar