Horno pirolítico: ventajas e inconvenientes

5/5 - (10 votos)

Uno de los más grandes inconvenientes de tener una cocina es el proceso de limpieza. La grasa, restos y sustancias siempre quedan atrapadas en los lugares más recónditos. O simplemente son muy difíciles de quitar con tan solo una esponja o un cepillo. Por suerte, en la actualidad se van integrando cada vez más soluciones para acabar con este suplicio del hogar. Y una de ellas es el horno pirolítico.

Un horno pirolítico es aquel que ha sido diseñado para eliminar de forma automática y autosuficiente cualquier suciedad, sustancia o restos de comida que hayan quedado abandonados dentro. Funciona de manera compleja a través de un proceso denominado pirolisis. Utiliza una temperatura de 500 grados para descomponer la materia y transformándola en Co2. Sin embargo, no todo es color rosa. Aquí te explicamos las ventajas y desventajas de dicho mecanismo.

Un horno pirolítico: una decisión importante

Debido a su sistema de eliminación de residuos y a su fabricación moderna, la mayoría de hornos pirolíticos tienen un coste alto en comparación a otros hornos más tradicionales. Por lo tanto, debes tener muy en claro el presupuesto que deseas invertir en este complemento para tu cocina. Además, sobre cuáles son tus necesidades exactamente. Después de todo, aparte de un sistema pirolítico, los hornos también cuentan con características adicionales.

¿Cuáles son las ventajas?

Dado que un horno pirolítico es un nuevo mecanismo, lo principal es esperar que estos ofrezcan una mayor calidad de ventajas que en comparación con las desventajas. Sin embargo, para saber si realmente se trata de un objeto que quisieras tener en tu cocina, es necesario que sepas sobre lo que puedes conseguir y lo que tendrás que sacrificar para poder disfrutarlo completamente. Aquí te lo contamos.

Como ya te imaginarás, una de las principales ventajas de un horno pirolítico es su sistema de limpieza. Gracias a la misma, ya no será necesario luchar contra la grasa pegajosa y restos de comida descompuestos. Todo será más higiénico y no deberás invertir mucho tiempo, ya que la ceniza que queda como residuo del proceso de incinerado se puede limpiar fácilmente con un trapo o papel de cocina.

Adicionalmente, se trata de un sistema totalmente seguro de limpieza. Se debe a que cuenta con un sistema que mantiene el horno sellado hasta que este se enfríe por completo, evitando quemaduras o accidentes. Además, es una de las opciones más eficientes para el consumo eléctrico en España: puedes configurarlo para que funcione solo en las horas que son más baratas.

Desventajas de un horno pirolítico

Como ya mencionamos, no se pueden esperar muchas desventajas de un sistema tan eficiente como el del horno pirolítico. Sin embargo, es necesario mencionarlas: después de todo, estas podrías ser algo que absolutamente no va con tu estilo de vida o diseño de cocina. En primer lugar, como ya mencionamos, estos son uno de los tipos de hornos más costosos, lo cual pude ser una gran desventaja para algunas familias.

No se debe solo a las funcionalidades, sino que también aíslan mucho mejor el calor y la filtración de olores y sustancias. Adicionalmente, los hornos pirolíticos, a pesar de tener un consumo de energía eficiente, no siempre es el caso. Esto se nota principalmente si piensas utilizar a una alta intensidad, sobre todo si se trata de tiempos de usos prolongados. Esto podría tener una gran consecuencia en tu factura de la luz por diversas razones.

Por suerte, si no piensas darle un uso descomunal a tu horno pirolítico, te aseguramos que no enfrentarás ningún problema con los costes de consumo eléctrico. Si deseas asesoría para concluir cuál de este tipo de hornos va mejor con tu cocina, tus necesidades y tu presupuesto ¡no dudes en contactarnos! No solo realizamos reformas, también nos encargamos de brindarte la mejor atención para que puedas obtener los mejores complementos y accesorios para tu cocina.

Atención al cliente
Llamar