¿Qué son los materiales estratificados para cocinas?

5/5 - (1 voto)

Existe una infinidad de materiales que se pueden utilizar en la construcción o reforma de las viviendas. Cada uno tiene propiedades o características que los hacen más o menos adecuadas para uno u otro entorno. Por esta razón, resulta tan importante conocer la idiosincrasia de cada uno de ellos. Con base en ello, en esta oportunidad hablaremos de los materiales estratificados para cocinas.

Y es que las cocinas son espacios que ameritan materiales tanto decorativos como resistentes. En primer lugar, porque es uno de los lugares que más visitamos en una vivienda. En segundo, porque las actividades que se realizan allí (picar alimentos, hervir agua, cocinar) suelen demandar estas características. Entonces, ¿son adecuados los materiales estratificados para ellas? Como expertos, te explicamos a continuación.

¿Qué son los materiales estratificados?

Como indica su nombre, los materiales estratificados son aquellos compuestos por varias capas de papel Kraft. Este suele mezclarse con resinas fenólicas en condiciones de alta temperatura y presión para dar lugar a un material resistente y con potencial decorativo. El resultado suele ser un tablero con una resistencia característica y cuya cara externa se puede decorar con láminas de colores.

El papel kraft usado para producir los materiales estratificados ofrece una amplia variedad de ventajas que lo hacen muy atractivo. Una de ellas radica en el impacto ambiental; y es que este es un papel reciclable y biodegradable por lo que, al descomponerse, no deja residuos tóxicos que puedan afectar la vida. Su fabricación también es amigable pues emplea residuos de madera de pino o la fibra de coco.

Las ventajas del uso de materiales estratificados

Ha llegado el momento de hablar de las ventajas de los materiales estratificados. Respecto al papel decorativo y la pulcritud, las opiniones son muy positivas. Estos materiales destacan principalmente por su brillo, por lo que son una excelente opción si deseas una cocina deslumbrante. A pesar de ello, es muy resistente al rayado y al desgaste superficial debido al uso, por lo que es muy duradero.

Bien sabemos que las encimeras están muy sujetas a rayones e impactos en la cocina, por lo que deben ser de un material resistente. Los materiales estratificados pueden garantizar protección contra este tipo de deterioro, así como contra el peso o ciertos impactos. Por esta razón, son muy convenientes para las mesas de la cocina y los mostradores.

¿Dónde usar materiales estratificados?

Dicho esto, los materiales estratificados son muy útiles para aplicaciones tanto horizontales como verticales, como puertas de cocina, mostradores, mesas de cafetería; incluso como superficies de trabajo en otros entornos. Por lo tanto, ciertamente pueden usarse en cocinas debido a su resistencia y brillo, lo que, más allá de la funcionalidad, proporciona un acabado impecable.

Básicamente, puede decirse que los materiales estratificados se pueden usar en todo espacio interior que requiera un acabado brillante y resistencia. La cocina es uno de los lugares idóneos para usarlo debido al tipo de actividades que se realizan en ella. El uso de cuchillos, ollas y sartenes calientes, tablas y porcelana puede suponer un estrés nocivo para otros materiales, pero este no es el caso.

Las limitaciones de los materiales estratificados

A pesar de la gran variedad de ventajas que ofrecen los materiales estratificados, también tienen debilidades dignas de mención. Para empezar, no son materiales estructurales, por lo que su resistencia a variaciones drásticas de temperatura, o superiores a 135°C, es muy limitada; mucho menos a la exposición a humedad extrema. Tampoco toleran la exposición a luz solar directa y prolongada.

Por lo tanto, el uso de materiales estratificados debe limitarse a interiores para garantizar su durabilidad. Así que, si te preocupa el ambiente y tienes en mente usarlo en una cocina interna, es una excelente idea. Esta es una de las características que los diferencia de otros como los materiales PET, que son más resistentes a dichas condiciones; de hecho, estos últimos sí pueden usarse en exteriores.

A propósito de ello, cabe destacar que tanto el PET como los materiales estratificados son más resistentes que la laca. Además, son amigables con el medio ambiente y tienen precios más o menos similares. Por lo tanto, el criterio para escoger por uno u otro será principalmente el uso de determinado espacio. Si es una cocina para interior, los estratificados son una buena elección.

Atención al cliente
Llamar